Yogurt de té de Ceilán

Helena Morán
Helena Morán

Tea Sommelier CataCata

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Estos días de calor desproporcionado habrás sentido la necesidad de refrescarte y tu apetito se habrá visto reducido, todo normal, y por ello precisamente a tener en cuenta cuando pensamos en lo que ingerimos. Te sugerimos: tomar cosas fresquitas, reducir bebidas ricas en azúcares, conservantes y añadidos varios, y tratar de incorporar ingredientes nutritivos y también apetecibles.

Así que nos hemos lanzado a experimentar con el yogurt, que refuerza el sistema inmune, mejora la flora intestinal, evita diarreas y tomado de manera continuada, como el té, previene el cáncer. Hoy te proponemos una combinación rica y original, en la que el té es protagonista, en este caso un té negro de Ceilán de afrutado sabor, con cuerpo y estimulante.

Ingredientes:

• Tres cucharaditas de té negro, en este caso proponemos té de Ceilán aunque cualquier té negro podría servir.
• 2 yogures naturales de  750gr. cada uno (si os preocupa la línea podéis optar por yogures desnatados, y si no por yogures griegos, mucho más cremosos).
• 1 cucharadita de panela (y si eres una persona golosa, endulza al gusto)
• 1/4 cucharadita de canela en polvo.
• Frutos secos: aquí hemos optado por una combinación de nueces y almendras crudas, pero avellanas o pistachos también serían una estupenda opción.

Preparación:

• Prepara el té como de costumbre, pero con mucha menos agua, unos 75 ml -el equivalente a 1/4 de un vaso de agua al uso-. Se trata de obtener una bebida muy concentrada. Infusionarlo unos 5m. (hasta 7m en función de la intensidad que más te guste, y al acabar, recordar separar la hierba de la infusión). Si os atreveis incluso podéis hacer una reducción de té. Dejar enfriar la bebida.
• Volcar los yogures en el bol y batirlos.
• Añadir la panela y remover.
• Enfriado el té añadirlo y mezclar (recordar que se trata de una cantidad de líquido muy pequeña con un té muy concentrado).
• Incorporar los frutos secos y espolvorear con la canela.
• Meterlo al frigorífico y tomar muy frío.

Deja un comentario