Tenmoku. La importancia del recipiente

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Cada día, bebo al menos un par de tazas de té, y cada circunstancia determina que sea de uno u otro tipo. Todo lo que ocurre desde que comienzo a calentar el agua, calcular la cantidad de té que infusionaré, cuidar la temperatura y medir el tiempo… hace que me adentre en un momento de conexión interior y de presencia plena que vivo con mucha intensidad; al final, necesito un recipiente digno de ese ritual cotidiano que da a cada día unos minutos de felicidad.

Si cuando vas a una fiesta pones atención en el atuendo y en los accesorios, imagina la importancia de cuidar el recipiente en el que tomas tu té. Desde el cristal, la cerámica, la porcelana… hasta los boles fabricados con técnicas más desconocidas y sofisticadas como el raku o el kintsugi.

Hoy os vamos a hablar del tenmoku, un tipo de cerámica japonesa de origen chino (Jian de la dinastía Song del sur -1127-1279-),  y toma su nombre del templo de la montaña Tianmu.

Al principio estas piezas se exportaban de China, con el tiempo fueron introduciéndose en las ceremonias japonesas del té, convirtiéndose en productos muy apreciados, lo que impulsó el que comenzaran a fabricarse en Japón.

La composición de los boles ceremoniales (Chawanes) es a base de: feldespato, piedra caliza y óxido de hierro. En términos generales, cuanto más rápido se enfría una pieza, más oscuro resulta el esmalte.

Los Tenmokus son muy variados. Durante su calentamiento y enfriamiento, varios factores influyen en la formación de cristales de hierro dentro del esmalte. El proceso de cocción de la arcilla hace que el hierro se desplace derritiéndose y formando cristales de superficie; generando unas veces un efecto de “manchas de aceite”, y otras quedando sumergido dentro del esmalte aportando un  brillo intenso a la pieza. Evidentemente puedes tomar cualquier tipo de té en un chawan tenmoku, pero si lo que preparas es un matcha, el maridaje de color será una fiesta de los sentidos.

Deja un comentario

x Shield Logo
Este sitio es protegido por
The Shield →