Las agitaciones del té

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Les frémissements du thé (literalmente: Las agitaciones del té), es el título de una película Canadiense del 2014.  La traducción que han hecho al castellano es: La ceremonia del té; En inglés aparece como: The way of tea.  Es curioso cómo esas tres formas de titular hacen que una se remita a conceptos relacionados, si bien se refieren a cosas muy diferentes entre sí.  Si tuviera que optar por el que más me “llega”,  sin lugar a dudas sería el título inglés: El camino del té, que  es lo que los japoneses conocen como Chado, y va más allá de la propia ceremonia, remitiéndonos -cuando se vive y practica en profundidad-, a un camino de vida.

La película

Cuando leí la sinopsis de la película no la encontré ni invitadora, ni aparentemente relacionada con el té: “En una pequeña ciudad del norte de Francia, Alex, un joven extremista de cabeza rapada, entra en una tienda regentada por Malik…”. No obstante, el título era suficientemente atractivo como para darle una oportunidad. 
El personaje podría vivir en cualquier barrio y recrear el mundo interior que se traslada en la cinta. El entorno tampoco precisa de mucho adorno, la simplicidad presente en los rituales de mayor profundidad es perfectamente exportable a cualquier contexto. La fotografía, la transparencia y el juego del agua, el manejo del tiempo, las pausas y los silencios; la fragilidad del ser humano, la calma y la violencia se aunan en una danza de orden y caos como la vida misma. Al final, la magia se hace presente y es que, cuando estás en conexión es muy fácil sintonizar con lo que el universo te coloca delante. Pura poesía de lo cotidiano.