Changshengchuan

Helena Morán
Helena Morán

Tea Sommelier CataCata

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Hubei. China

Hace unos días estuve visitando un tiendita en el corazón de Madrid, en Malasaña: Spicy Yuli. Acogedora, agradable, aromática… Cómo su dueña, que me habló de su reciente viaje a China y de todos los tés que últimamente habían inundado su vida. Es un placer encontrarte con personas que hacen de su pasión su profesión, y viceversa… y si esa pasión es coincidente, es aún más gratificante, porque se convierte en algo compartido y exponencial.

Yuli me obsequió con un té de la china, de la compañía Chang Sheng Chuan, lo llaman: “Hey tea”, es un nombre que si lo hubiera encontrado tal cual en el mercado, dudo que me hubiera atraído, pero dado de que venía de quien venía me lancé a probarlo con mucha curiosidad.

No soy muy amante de los “darks teas” chinos, aunque los respeto mucho, son ricos en polifenoles y polisacáridos,  y promueven la desintoxicación y la digestión. Este Changshengchuan se presentaba en hebras sueltas, sin moldeo por compresión, y venía embolsado en fibra vegetal transparente.

Me extrañó la recomendación de infusionado: a alta temperatura (sugerían: agua recién hervida), y el tiempo de infusionado (2m.) . Yo decidí aplicar sus criterios, los míos, y contrastar. Al final, se trata de tener en cuenta unos parámetros básicos y escuchar al propio paladar.

El licor, de un ámbar acentuado sin llegar a rojizo, con una ligera astringencia, tenía un toque a madera y frutos secos. De hoja troceada y oscura con una intensidad entre los pu her y los black, sin llegar a la terrosidad de los primeros y quedándose en la estabilidad de los segundos, un té oxidado chino no es habitual. Me resultó llamativo que se le conociera como “el tesoro de la ruta del té”.

Temperatura: 90- 95ºC
Tiempo de infusionado: 2 m- 3m
Cantidad de té: 1 cucharadita
Nivel de teína: máximo
Perfecto para: después de comer.

Valoración: