Afternoon tea

Helena Morán
Helena Morán

Tea Sommelier CataCata

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Aunque fue una portuguesa (Catalina de Braganza ), quien introdujo el té en la corte británica en el s. XVII, (lo aportó como parte de su dote al casarse con Carlos II); no es hasta mediados del s. XIX cuando la duquesa de Bedford, introduce la hora del famoso té. Una tarde, la aristócrata pidió un ligero refrigerio  a base de té y pastas; le sentó tan bien que lo hizo extensivo a sus amistades. La reina Victoria lo puso de moda, y las damas de la clase trabajadora copiaron el modelo.

La popularización del té

Más allá de esta popular costumbre hoy tan emblemática en el Reino Unido, hubo una serie de acontecimientos que contribuyeron a popularizar el consumo del té.  Por un lado los famosos coffee house, en un primer momento lugares de encuentro para tomar café y progresivamente abiertos a la bebida del té.  Por otro, el hecho de que los originalmente altos impuestos sobre el té fueran reduciéndose hasta hacer de él una bebida más accesible. Finalmente, con la era industrial (avanzado el s. XIX), una circunstancia práctica lo convierte en habitual para la mayor parte de la población, especialmente para los trabajadores.

El té de la tarde

Entre las 9 y las  17h. había demasiadas horas sin comer, la cena que después se hacía era  copiosa y poco saludable, de modo que empieza a introducirse la costumbre de hacer una pausa a lo largo de la tarde para tomar un té acompañado de algo sólido, algo que se institucionalizó entre las  15 y las 18h.

Hasta llegar al ritual en torno a una comida más abundante a base de alimentos dulces y salados:bizcochos, pasteles, scones, sandwiches, mermelada… Lo que con el tiempo se dio a conocer  como té de la tarde o afternoom tea.